OBJETIVISMO FRENTE AL RELATIVISMO MORAL

LOS SOFISTAS Y SÓCRATES

 

Similitudes:

1.- Interés per el hombre:  es el objetivo fundamental de la filosofía. Tanto para Sócrates, como para los sofistas, las cuestiones políticas y morales son el centro de su preocupación. Se preguntan cómo obrar para ser un buen ciudadano.

2.- Interés por el lenguaje: En Sócrates encontramos un profundo convencimiento que la verdad nace a través del dialogo. En el caso de los sofistas, la retórica es el instrumento que utilizan para manipular el conocimiento. Ambos manifiestan un interés por el lenguaje, porque es fundamental, en la vida griega, el papel del ágora como lugar de debate.

3.- La búsqueda de la influencia social: Tanto Sócrates como los sofistas quieren tener peso en la sociedad, (tienen discípulos, sus opiniones son escuchadas), pero utilizan su influencia de forma diferente. Sócrates se considera un educador de la ciudad (tábano de Atenas, le llamaban) y no un político. Busca más influir en los aspectos morales de los ciudadanos, mientras que los sofistas tienen más influencia política.

 

Diferencias.

1.- De carácter metódico: El método socrático es el diálogo. La palabra es un instrumento per llegar a la verdad. Defiende el intelectualismo moral (todo hombre bueno es sabio, todo hombre conoce interiormente el bien). En cambio los sofistas tienen como a método la retórica. Usan la palabra para conseguir el poder, creen que todo es opinión y opinable (doxa) i, por tanto, no hay verdad.. Defienden el convencionalismo moral.

 2.- Sobre su ideal: El ideal socrático es conseguir la felicidad, vivir guiado por la sofrosine- prudencia. En cambio el ideal sofista es conseguir el éxito especialmente, el éxito político

3.- De carácter pedagógico: Sócrates enseña por las plazas y calles, de una manera informal, dialogando con todos. Los Sofistas en cambio, cobran y se dirigen a los jóvenes ricos, que pueden pagarles.

4.- Consecuencias: Sócrates quiere fundamentar la filosofía, a través de definir los conceptos éticos (que es el Bien, la Verdad, la Justicia etc..De una manera objetiva. Estos Ideales son de caracteres universales, objetivos, inmutables e innatos a la naturaleza humana. Los sofistas predican el relativismo moral, y el escepticismo científico.

 

En primer lugar hemos encontrado que el sofista es un cazador de jóvenes de gran fortuna (…) En segundo lugar que es una especie de negociante en ciencias del alma (…) En tercer lugar aparece como un marchante al por menor de las ciencias (…) nos ha aparecido como un marchante fabricante de estas ciencias (…) era como una especie de atleta de la lucha de discursos”. …Los sofistas emplean el discurso para engañar, escriben para enriquecerse y no son útiles en nada a nadie, pues no ha habido nunca ninguna ni hay ahora que merezca el título de sabio. Les basta con ser llamados sofistas, que es un nombre infamante para la gente como esa" (Platón - Sofista, 231 d.)


"La palabra es una gran dominadora, que, con un pequeñísimo y sumamente invisible cuerpo, cumple obras importantes, pues puede acero cesar el temor y quitar los dolores, infundir la alegría e inspirar la piedad... Pues el discurso, persuadiendo al alma la conduce convencido, a Tener fe en las palabras y a consentir en los Hechos... La persuasión, unida a la palabra impresiona al alma como ella Quiere. La Misma relación tiene el poder del discurso con respecto a la disposición del alma que la disposición de los remedios respecto a a naturaleza del cuerpo. "(Gorgias, Elogio de Elena 8, 12 - 1 11).


"Protágoras sostenía que" el hombre es la medida de todas las cosas ", y no decía lo contrario que lo que parece a cada uno, lo es sin duda. Siendo así, resulta que la misma cosa es y no es, que es buena y mala, y así igualmente en relación a lo que puede ser dicho con proposiciones contradictorias, ya que algo aparece a unos hermosa, a otros lo contrario: medida es lo que aparece en cada uno. "(Aristóteles, Metafísica 11,6, 1062 B13.)


Dice la profesora Elena Díez acerca del método socrático:

El paradigma racional que Sócrates inaugura sólo puede entenderse en relación al relativismo escéptico de los sofistas. En efecto, los sofistas habían afirmado el relativismo gnoseológico y moral. Sócrates criticará ese relativismo, convencido de que los ejemplos concretos encierran un elemento común respecto al cual esos ejemplos tienen un significado. Si decimos de un acto que es "bueno" será porque tenemos alguna noción de "lo que es" bueno; si no tuviéramos esa noción, ni siquiera podríamos decir que es bueno para nosotros pues, ¿Cómo lo sabríamos?...lo mismo ocurre en el caso de la virtud, de la justicia o de cualquier otro concepto moral. Para el relativismo estos conceptos no son susceptibles de una definición universal: son el resultado de una convención, lo que hace que lo justo en una ciudad pueda no serlo en otra. Sócrates, por el contrario, está convencido de que lo justo ha de ser lo mismo en todas las ciudades, y que su definición ha de valer universalmente. La búsqueda de la definición universal se presenta, pues, como la solución del problema moral y la superación del relativismo.